¿Qué es un estudio clínico?

Un estudio clínico es una investigación que se realiza en seres humanos para probar el funcionamiento de nuevas alternativas clínicas. Su objetivo principal es el de responder a preguntas científicas específicas sobre nuevos tratamientos o nuevas maneras de utilizar medicamentos que ya están en el mercado para comprobar si éstos son seguros y efectivos y buscar mejores formas de prevenir, tratar y diagnosticar enfermedades.

Cada estudio clínico se conduce según un protocolo predeterminado que describe el diseño, la metodología y el fundamento del estudio y que señala los parámetros o criterios para elegir a los pacientes que pueden participar. Algunos de los factores que pueden ser tomados en cuenta para la selección de pacientes son: la edad, el género, la enfermedad, el historial clínico, etcétera. Estos criterios no son establecidos para excluir voluntarios, sino para asegurar el estado óptimo de seguridad de los pacientes a lo largo del estudio.
 

Objetivos de los Estudios Clínicos
  • Cumplir con los requerimientos de la FDA para la posible aprobación del medicamento.
  • Comparar el nuevo medicamento con otros productos en el mercado.
  • Familiarizar al médico con el nuevo producto.